jueves, 4 de junio de 2009

Para un poemario futuro (IV)


Habitación 101

No tiene que asustarse ciudadano
no le aguardan torturas ni castigos
Todas esas historias sobre sondas
mentales doloras sobre duchas
heladas y electrodos estratégicos
son sólo propaganda antisocial
de los que como usted no se conforman
con la felicidad que les ofrece
la dúctil maquinaria del Estado
No les bastan las casas gratuitas
los coches ecológicos sin coste
los libros y museos para todos
la ley que garantiza la amistad
y el sexo cuando quiera y con quien quiera

Así que ciudadano por desgracia
no nos deja ninguna alternativa
Pero no se preocupe ya le he dicho
que aquí no va a ocurrirle nada malo
Trate de imaginar este proceso
como una operación quirúrgica:
de un golpe borraremos su memoria
Igual que se eliminan las verrugas
pero sin que le queden cicatrices
Igual que nos curamos la miopía
pero sin que haya efectos secundarios
Mañana estará usted de vuelta en casa
y no recordará que alguna vez
quiso ser algo más que ser feliz


La imagen está tomada de aquí.

3 comentarios:

  1. Me ha encantado el poema. Tiene conexiones con cosas que he leído...y también con cosas que me rondan normalmente la cabeza. Sehr gut, im Ernst!
    Viel SpaB! Tschüss.

    ResponderEliminar
  2. Sara: Me alegro de que te guste. Und ich wusste es nicht, dass du so gut Deutsch kannst! ;) Wo hast du gelernt?

    Ruti: ¡Gracias!

    ResponderEliminar