sábado, 3 de octubre de 2009

Un poema de Juan Bonilla

El sótano

Allá donde se esconde lo que no
puedes decirle a nadie, donde ondea
por todos los rincones la verdad
que sólo anida en ti cuando estás solo
y para la vergüenza no hay rincón.
Donde los más sucios deseos limpian
tu espíritu, donde no hay tentanciones
-brutales, pornográficas, ridículas-
prohibidas. Si alguien se atreviese a entrar,
si tú abrieras la puerta y te mostraras
como eres en el sótano, quien eres
fuera de aquí sería destruido.

Juan Bonilla, Defensa personal (Antología poética 1992-2006), Sevilla 2009

No hay comentarios:

Publicar un comentario