viernes, 11 de febrero de 2011

El hilo rojo



Fue la abuela la que me contó la leyenda de la Fuente la Vega. Por lo visto, dentro de la fuente vive una ninfa que se dedica a pescar niños. Cuando nota que andan cerca, arroja un hilo rojo desde dentro. Si algún niño curioso coge el hilo, se le arrolla al brazo con fuerza, como un tentáculo de lana, y la ninfa lo arrastra a lo hondo de la poza.

En mi última visita al pueblo me decidí a acercarme hasta la Vega. Fue muy decepcionante. La famosa fuente no es más que un abrevadero de ganado, cubierto de verdín y rodeado de bostas. La ninfa tampoco era nada del otro mundo. Una vez que las metes en formol son todas parecidas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario