martes, 5 de abril de 2011

Propuesta didáctica


Anexos al tema 9 del Manual de literatura para caníbales, de Rafael Reig


Ejercicios prácticos



1. Analice el caníbal si se dan las condiciones necesarias para englobar a los autores nacidos entre los 60 y los 70 en una generación literaria con nombre de producto alimenticio. Pistas: compárese la obra de Agustín Fernández con la de Javier Calvo; compárense éstas a su vez con las obras de Almudena Grandes y Juan Manuel de Prada.



2. Apórtense argumentos a favor y en contra de las siguientes denominaciones para la generación de autores nacidos a finales de los 70 y principios de 80: Generación Democracia, Generación Erasmus, Generación Porno, Generación Facebook.



3. Lea el caníbal el ensayo Postpoesía, de Agustín Fernández Mallo. Haga un listado de los nombres de filósofos, científicos y artistas citados en el libro. Conjeture cómo emplea el tiempo el autor para compatibilizar sus ocho horas diarias de trabajo en una clínica con la lectura crítica de las fuentes que utiliza.



4. Escoja el lector al azar un libro escrito por un autor de la Generación Erasmus (emplearemos este término sólo por comodidad, sin pretender condicionar al estudiante). Localice todas las referencias a canciones, películas, videojuegos y marcas comerciales que aparezcan en la obra. Calcule el número de páginas que un editor del siglo XXII tendría que añadir al libro en concepto de notas a pie de página.






Para saber más



Para comprender el potencial de la narrativa fragmentaria, léase Nocilla Dream, de Agustín Fernández Mallo, La grieta, de Javier Fernández, y, sobre todo, Circular, de Vicente Luis Mora. No hace falta que se detenga demasiado en la novelística de la Generación Nocilla; si acaso, léase La fiesta del asno, de Juan Francisco Ferré. Sin embargo, se hace imprescindible la lectura de las novelas de Ricardo Menéndez Salmón y de los cuentos de Juan Bonilla. También respecto al cuento, aventúrese el estudiante al azar por las antologías preparadas por Andrés Neuman. De momento no es necesario que lea la prosa de los autores de la Generación Erasmus.


Léanse la poesía de Manuel Vilas y la de Jesús Aguado. Compárese con la de Javier Almuzara y Juan Antonio González Iglesias. Sumérjase el estudiante hasta los 1600 versos de profundidad en Construcción, de Vicente Luis Mora; si no se ahoga, volverá a zambullirse habitualmente en ellos. Préstese atención a los poemarios de Raúl Quinto y Mercedes Díaz Villarías. Si el estudiante es mujer, disfrutará leyendo a Ana Merino, Miriam Reyes y Vanesa Pérez-Sauquillo (sin perjuicio de que no pueda disfrutar también si es hombre). Si le gusta la poesía experimental, acérquese a los artefactos de Agustín Fernández Mallo y Mercedes Cebrián.


Para obtener una visión de conjunto de la llamada Generación Nocilla, lea detenidamente el estudiante el ¿ensayo? Mutatis mutandis, de Javier García Rodríguez. Si le interesa, en cambio, un panorama de la situación de la poesía española en el cambio de siglo, hágase con Singularidades: ética y poética de la literatura española actual, de Vicente Luis Mora. Deséchese, en cambio, la obra ensayística de Fernández Mallo y, en menor medida, la de Eloy Fernández Porta. Si, pese a esta advertencia, el estudiante insiste en abordarla, lea antes Imposturas intelectuales, de Alan Sokal y Jean Bricmont; le será de ayuda para encontrar algo de grano entre la paja.


* * *


Fuentes de las imágenes, aquí y aquí.


2 comentarios:

  1. […] 2. Algunos argumentos a favor del nombre "Generación Erasmus": Los autores de esta generación han crecido después de la entrada de España en la Unión Europea. Muchos de ellos han vivido largas temporadas fuera de España. Son lectores de novela anglosajona, cuya tradición conocen incluso mejor que la española. […] Otras características que los agrupan, más difíciles de asociar con el nombre: amplias influencias extraliterarias (música, cine, TV, etc.) en su obra literaria; estilo de escritura aséptico, casi aeroportuario (Díaz Villarías dixit); etc. […]

    ResponderEliminar
  2. Me ha encantado. :)
    Muy ilustrativo.

    ResponderEliminar