miércoles, 31 de octubre de 2012

Un poema de Josep M. Rodríguez



Primera visita al zoo

Tenía doce años y mi madre
me regalaba un mundo para mí:

–¿Si la tristeza fuese un animal?
–Si la tristeza fuese un animal...
pues un escarabajo.

Y entonces le contaba que había días
en que ese escarabajo fabricaba
una bola muy grande en mi garganta.

Los ojos de mi madre eran de búho.
Parecía entenderme sin hablar.

–¿Y cómo te imaginas ser mayor?

No sé qué respondí,
tenía doce años:

aún no comprendía que crecer
es ir al zoo
y sólo ver barrotes

* * *

Josep M. Rodríguez, Arquitectura yo, Visor, Madrid 2012

No hay comentarios:

Publicar un comentario